Categories
Log in
There’s more to see...
Sign up to see the rest of what’s here!

Cristóbal Lander y Paula Bevilacqua

La pequeña Oriana, hija de Cristóbal y Gaby, está feliz con la llegada del bebé... Confiada en que tendrá una hermanita, busca nombres para niñas.

Enamoradísimos, Cris y Paula apostaron todo por su relación y hoy celebran la consolidación de un hogar.

"Cuando decidí convertirme nuevamente en padre, lo hice con mayor conciencia y menos impulsividad... Pase lo que pase, estoy convencido de que Paula será una excelente madre".

"Cuando Cristóbal regresó con Gaby, ya me había involucrado muchísimo... pero él volvió con la certeza de que su anterior relación no funcionaba... Nos dimos otra oportunidad... con su actitud y acciones, me devolvió la confianza", revela Paula.

Todo empezó como un juego, Paula se presentó con un "máster en separaciones" y le ofreció ser su terapeuta tras el divorcio de Gaby. En el compartir, lograron conectarse y apoyarse para dejar atrás sus relaciones anteriores.

Llevan casi dos años viviendo como un matrimonio, pero sin haber celebrado ceremonia alguna... aunque no descartan la posibilidad de viajar a Las Vegas y regresar casados con todas las de la ley... "Vamos a dejar que las cosas fluyan sin ponerles fecha".

"Ninguno de los dos pensaba en establecer una relación, empezamos como amigos y dejamos que todo fluyera... Ella me ayudó muchísimo a manejar la distancia con Oriana, que era lo que más me afectaba... Ambos nos apoyamos para superar los picos bajos tras nuestras relaciones".

"Me gustaría que Cristo sea más papá, que viva la paternidad conmigo, que dé tetero, que cambie un pañal... Verlo me entusiasma mucho... Sé que será un buen papá con todos los hijos que tenga, también estoy consciente que la conexión que tiene con Oriana es irrepetible", cuenta Paula.

Paula ha sabido ganarse el cariño de Ori. Nos cuenta que al principio la niña celaba mucho a su papá, lo quería sólo para ella... Hoy, cuando los visita en Caracas, quiere acompañarla a todas partes y si no, le reclama: "No puede ser que no me lleves, Pala".

Oriana le había dicho a su papá que le compraran un hermanito... El regalo llegará en marzo de 2013... Si es niña se llamará Giuliana o Ariana; si es varón, Alessandro o Cristóbal.

"Cuando Oriana está aquí, mi vida es perfecta", asegura Cristóbal, quien ha tenido que acostumbrarse a compartir con la niña a ratos. La separación ha sido fuerte, pero Paula ha estado apoyándolo todo el tiempo.

En primicia para CARAS, Cristóbal y Paula nos cuentan detalles de su embarazo... Fotos exclusivas... "Desde que vivimos juntos, somos un matrimonio".

La pareja explica que la confianza entre ambos les permitió enfrentarse juntos a las habladurías y altibajos de la relación. "Nuestra vida nunca se debe basar en lo que digan otros".

"Yo disfruto verlos compartir, verlos echados viendo tele o jugando... se empiernan y eso me encanta... Oriana es una niña que de seja querer, tienen su carácter y es muy parecida a su papá; son dos gotas de agua, sólo que ella es versión niña".

"Si algo me animó a apostar por esta relación fue la forma como Paula y Oriana se llevaron desde el principio... Nunca les impuse nada. Su conexión ha sido sincera y espontánea".

"Nunca he tenido la intención de suplantar a su mamá, pero nuestra relación se ha hecho más estrecha con el tiempo... Siempre le repito que soy su mejor amiga", cuenta Paula.

"Ser padre es lo más hermoso que me ha pasado. Es lo que me ha hecho crecer y me ha invitado a vivir, a ser fuerte, a intentar... Ser padre te enseña a levantarte sin importar cuántas veces te caigas. La conexión que tengo con mi hija no la cambio por nada".

Ambos actores han logrado equilibrar sus intereses: Ninguno es más importante que el otro. "Hablar, negociar y acordar" son constantes en la vida de esta bella pareja.

"Vi el trato entre ambas, cómo se llevaban y hay una conexión sincera... Paula no se sintió obligada a agradarle ni presionó a Oriana para aceptarla", asegura Cristóbal.

Paula, Cristóbal y la pequeña Oriana compartieron con el equipo de CARAS un día de playa en el que conocimos sus expectativas como padres... Una jornada en que las confesiones y la felicidad evidenciaron que su amor es fuerte y estable.