El Camino de Santiago

Cuando Dios te permita caminarlo, si no me llevas de tu mano, llévame en tu corazón... Ulteria, suseia, Santiago
Así debía estar O Cebreiro la noche del milagro que dio lugar a una de las más bellas leyendas del Camino, la del campesino de Barxamaior y el Santo Grial.

Así debía estar O Cebreiro la noche del milagro que dio lugar a una de las más bellas leyendas del Camino, la del campesino de Barxamaior y el Santo Grial.

La FUENTE DEL PARAÍSO que se menciona en el Códice Calixtino, está actualmente en el patio del Claustro de la Catedral. Lo que se conserva es la taza. En ella realizaban los peregrinos un baño ritual antes de entrar en la Catedral, el anuncio de su intención de obtener su purificación espiritual en el interior. En la Edad Media estaba situada en la Plaza del Paraiso (actual Azabachería), puerta de entrada de la Via Francígena a la basílica. Se construyó en 1122.

La FUENTE DEL PARAÍSO que se menciona en el Códice Calixtino, está actualmente en el patio del Claustro de la Catedral. Lo que se conserva es la taza. En ella realizaban los peregrinos un baño ritual antes de entrar en la Catedral, el anuncio de su intención de obtener su purificación espiritual en el interior. En la Edad Media estaba situada en la Plaza del Paraiso (actual Azabachería), puerta de entrada de la Via Francígena a la basílica. Se construyó en 1122.

LA MUERTE DEL MAESTRO MATEO. Se dice que lo mandó asesinar el arzobispo ya rematado el Pórtico de la Gloria, al descubir que él mismo se había reproducido en la parte trasera. El arzobispo lo consideró una traición. Lo apuñalaron y le sacaron los ojos. El pueblo sin embargo enseguida lo perdonó. Las madres llevan a los niños y golpean suavemente su cabeza contra el busto para que el Maestro les transfiera su sabiduría.

LA MUERTE DEL MAESTRO MATEO. Se dice que lo mandó asesinar el arzobispo ya rematado el Pórtico de la Gloria, al descubir que él mismo se había reproducido en la parte trasera. El arzobispo lo consideró una traición. Lo apuñalaron y le sacaron los ojos. El pueblo sin embargo enseguida lo perdonó. Las madres llevan a los niños y golpean suavemente su cabeza contra el busto para que el Maestro les transfiera su sabiduría.

Catedral de Santiago, puerta de acceso a la Sacristía.

Catedral de Santiago, puerta de acceso a la Sacristía.

FLECHAS AMARILLAS. Los peregrinos a Santiago se guían por las flechas amarillas. Se las debemos a Elías Valiña, el cura párroco de O Cebreiro y gran defensor de los caminos a Santiago, que señalizó en Galicia el Camino Francés con flechas del color.... de la pintura más barata que encontró en aquel momento

FLECHAS AMARILLAS. Los peregrinos a Santiago se guían por las flechas amarillas. Se las debemos a Elías Valiña, el cura párroco de O Cebreiro y gran defensor de los caminos a Santiago, que señalizó en Galicia el Camino Francés con flechas del color.... de la pintura más barata que encontró en aquel momento

Pinterest
Search