A veces, nuestra propia luz se apaga y se vuelve a encender por una chispa de otra persona. Cada uno de nosotros tiene motivos para pensar profunda gratitud por los que han encendido la llama con nosotros.

A veces, nuestra propia luz se apaga y se vuelve a encender por una chispa de otra persona. Cada uno de nosotros tiene motivos para pensar profunda gratitud por los que han encendido la llama con nosotros.

Click to close image, click and drag to move. Use arrow keys for next and previous.

Click to close image, click and drag to move. Use arrow keys for next and previous.

Pinterest
Search