Euyim (Yira) Mena Rivero

Euyim (Yira) Mena Rivero

No te confíes tanto de los halagos, recuerda que el hombre acaricia al caballo solo para poder montarlo.
Euyim (Yira) Mena Rivero
More ideas from Euyim (Yira)