Relato basado en la historia de tradición oral del tío Camuñas, un terrible personaje que raptaba y engullía a los más pequeños, y que los padres utilizaban como asustador de niños. La autora da un giro a la historia y a través del humor convierte a la niña en una heroína y al mostruo en un ser ridículo... #LIJ. Edad recomendada: 6-8 años.

Relato basado en la historia de tradición oral del tío Camuñas, un terrible personaje que raptaba y engullía a los más pequeños, y que los padres utilizaban como asustador de niños. La autora da un giro a la historia y a través del humor convierte a la niña en una heroína y al mostruo en un ser ridículo... #LIJ. Edad recomendada: 6-8 años.

Libro-juego con el que el adulto podrá sorprender a los más pequeños. En la oscuridad, con la ayuda de una linterna, se pueden proyectar en las paredes o en el techo diferentes escenas formadas por siluetas recortadas sobre las páginas de cartoné: estrellas, flores, peces y personas. Una original manera de mostrar a los niños lo diferente que es el día de la noche, y las posibilidades lúdicas que ofrecen el juego de las sombras.

Libro-juego con el que el adulto podrá sorprender a los más pequeños. En la oscuridad, con la ayuda de una linterna, se pueden proyectar en las paredes o en el techo diferentes escenas formadas por siluetas recortadas sobre las páginas de cartoné: estrellas, flores, peces y personas. Una original manera de mostrar a los niños lo diferente que es el día de la noche, y las posibilidades lúdicas que ofrecen el juego de las sombras.

Un libro precioso que se acerca con respeto a la visión tanto de los niños como de las personas mayores, reflejando cómo, en los dos extremos de la vida de una persona, los sentimientos y las sensaciones se unen en un ciclo vital que no acaba, que continúa generación tras generación gracias al recuerdo y al amor.

Un libro precioso que se acerca con respeto a la visión tanto de los niños como de las personas mayores, reflejando cómo, en los dos extremos de la vida de una persona, los sentimientos y las sensaciones se unen en un ciclo vital que no acaba, que continúa generación tras generación gracias al recuerdo y al amor.

Pinterest
Search