Pinterest • The world’s catalog of ideas

Dios quiere que seamos perfectos, porque sabe que en ello va nuestra felicidad y la de los demás. No es el fin, es el medio. Ser perfecto, sin el gozo y la felicidad como compañeros de viaje, es empresa vana que no da fruto. Así que pidamos la perfección, pero siendo felices y gozando del camino, para que la luz brille en nosotros e ilumine el mundo al que vayamos teniendo acceso.