Discover and save creative ideas

    "...CADA MAÑANA LLEVO A TI MIS PETICIONES Y QUEDO A LA ESPERA"4  de marzo     Reflexiones acerca de la oración. Primera parte (Salmo 5:3 NVI)   Las ovejas acaban, con el tiempo, familiarizándose con la voz de su pastor y aprenden a confiar en él para que supla todas sus necesidades. ¿Cómo puedes tú también familiarizarte con la voz de Dios? Veamos algunas pautas: 1) Entrégale a Dios tus pensamientos al despertar. Con la cabeza en la almohada y los ojos todavía cerrados, ofrécele a Dios los primeros segundos del día. Dile: 'Gracias por una noche de descanso. En este día te pertenezco'. C. S. Lewis lo expresó así: "En el momento en que te despiertas por la mañana, todos los deseos y actividades del día se agolpan en la cabeza como animales salvajes. Y tu primera tarea consiste en acallarlos y tratar de escuchar esa otra voz, recibir esa forma distinta de ver las cosas, dejar que fluya en ti esa otra vida más pausada, más fuerte y más sublime". 2) Entrégale a Dios tus pensamientos mientras esperas en Él. Sé como esos matrimonios de años que han aprendido a valorar el silencio; no necesitan llenar el espacio de conversación porque su cercanía mutua les basta. Procura estar en silencio delante de Dios. "Estad quietos y conoced que yo soy Dios..." (Salmo 46:10). Para sentir la presencia de Dios, tienes que estar en quietud delante de Él. Jesús oró:"...Que todos sean uno; como tú, Padre, en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea..." (Juan 17:21). ¿Cuándo eres más consciente de la presencia de Cristo "en ti", como Él lo prometió? ¿Hasta qué punto lo has invitado para que se sienta más y más a gusto en tu corazón? ¿Cómo has desarrollado en tu vida la disciplina de la intimidad con Dios en los últimos años? Por Bob y Debbie Gass, con la colaboración de Ruth Gass Halliday

    2y
    2y Saved to Pensamientos

    Comments

    People also love

    19 de marzo                      Escuchar a Dios "...BUSCAD, Y HALLARÉIS..."(Mateo 7:7)     Para escuchar a Dios necesitas:  1) Un lugar y un tiempo. Algunos prefieren hacerlo por la http://mañana."...De mañana mi oración se presenta delante de Ti" (Salmo 88:13). Otros, por la tarde. "Suba mi oración delante de Ti... como la ofrenda de la tarde" (Salmo 141:2). Otros,  a lo largo del día. "En la tarde, al amanecer y al mediodía oraré..." (Salmo 55:17). Busca un lugar y una hora convenientes. '¿Cuánto tiempo debo pasar?' El tiempo que necesites; suficiente para que expreses todo lo que quieras a Dios y para que Él te diga lo que tenga que decirte.  2) Una Biblia abierta. Antes de leer la Palabra, ora. No vayas a la Escritura con tus propias ideas, busca las de Dios. "Si la buscas como si fuera plata y la examinas como a un tesoro... entenderás... y hallarás el conocimiento de Dios"(Proverbios 2:4-5). Dios nos manda mensajes de la misma manera que hizo con el maná: una porción cada día. "Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato... línea tras línea, un poquito aquí, un poquito allá" (Isaías 28:10). Lee poco y pausadamente en lugar de mucho y de corrido. Lee hasta que un versículo te toque, detente ahí y medita. El entendimiento se adquiere poco a poco, a lo largo de la vida.  3) Un corazón atento. Escribe Santiago: "...El que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace"(Santiago 1:25). Sabremos que estamos escuchando a Dios cuando lo que leemos en la Biblia se vea reflejado en nuestra vida. Por Bob y Debbie Gass, con la colaboración de Ruth Gass Halliday

    1 de febrero                               Coraje y sangre fría "...BENAÍA... DESCENDIÓ Y MATÓ A UN LEÓN EN MEDIO DE UN FOSO, CUANDO ESTABA NEVANDO" (2 Samuel 23:20)     Benaía era uno de los "valientes" de David. Su currículum dice: "Benaía... valiente... de grandes hazañas... descendió y mató a un león en medio de un foso un día que estaba nevando" (2 Samuel 23:20 LBLA). A eso le podemos llamar "coraje y sangre fría". La mayor valentía se demuestra cuando nos enfrentamos al temor. Alguien dijo: "El coraje no es más que el temor que ha dicho sus oraciones". Cuando estás seguro de que has escuchado claramente a Dios, la fe te invade y te llenas de valor. Pero luego, al moverte en fe, te topas con los leones del miedo: '¿Qué pasa si las cosas no van bien?' '¿Qué pasa si me equivoco?' '¿Qué va a decir la gente?' De repente, te enfrentas a un ataque de incógnitas. Según Mark Twain: "La valentía consiste en resistir y dominar al temor, no en no sentirlo". Tienes que decidir en tu interior si vas a ser guerrero o aprensivo; no hay término medio. Cuando te enfrentas a un problema de salud, una crisis familiar o dificultades económicas, o bien eliges aferrarte a la Palabra de Dios y luchar o bien cedes ante la preocupación. Mientras vivamos en esta tierra nunca llegaremos a entender del todo por qué a la gente buena le suceden cosas malas. Pero una cosa sabemos: Dios es bueno, ¡siempre! Por lo tanto, cuando llega la adversidad, te puedes rendir ante el temor y dejar que destruya tu paz interior y tu bienestar o te haces un guerrero armado con la Palabra de Dios y te levantas en contra de eso. Cuando el temor te amenace y quiera apoderarse de tu ánimo, mantente firme como el salmista y proclama:"En el día que temo, yo en ti confío"(Salmo 56:3).   Por Bob y Debbie Gass, con la colaboración de Ruth Gass Halliday

    Sube la montaña “Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, cuando la lluvia llena los estanques. Irán de poder en poder; Verán a Dios en Sion.” Salmos 84:5-7 Cada mañana, nos levantamos con nuevas fuerzas, pero durante el transcurso del día, llegamos a sentirnos agotados, por el trabajo, las responsabilidades con la familia, las tareas que tenemos que realizar y podríamos decir: hay tanto en que pensar, cuentas que pagar, proyectos que empezar, amigos que visitar, en medio de todo este no vemos la hora de tener un tiempo de descanso. Pero no solamente dependemos de la fuerza del cuerpo, sino de algo en nuestro interior que hace que podamos sentirnos renovados a pesar del cansancio físico. Ese “algo” es Dios mismo que a través de su Santo Espíritu habita en nuestros corazones. Subir una montaña solo y a pie es mucho más difícil que hacerlo con compañía y en un vehículo, de igual manera es imprescindible en nuestra vida la presencia del Espíritu Santo. Porque él es nuestra fuerza, como dice en Romanos 8:26-27 “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. “ Cuando nuestras fuerzas provienen de Dios, aun las situaciones difíciles se llegan a transformar en bendiciones. Probablemente te sientas cansado y sin fuerzas para subir la montaña y no avanzar, o tal vez, te encuentras sentado a mitad de camino sin saber si seguir o darte por vencido; retoma fuerzas en Dios y continua creyendo que el valle de lágrimas se volverá en fuente de poder, hoy puedes declarar: En ti está mi fuerza Señor. “Por esta razón, te recuerdo que avives el fuego del don espiritual que Dios te dio cuando te impuse mis manos. Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.” 2 Timoteo 1:6-7 NTV. Soraida Fuentes

    19 de abril                La maravilla de la Semana Santa ".COMO CORDERO AL MATADERO." (Isaías 53:7 DHH)    El misionero y periodista Pierre van Paassen cuenta cómo antes de la II Guerra Mundial los soldados nazis arrestaron a un anciano rabí, lo desnudaron y le ordenaron que predicase el sermón que había preparado para el siguiente sabbat. El anciano preguntó con gran dignidad si podía llevar su kipá y los captores aceptaron, pensando que sería más gracioso. Entonces, mientras éstos se burlaban y lo pinchaban, el longevo rabí habló de lo que significaba andar en humildad delante de Dios. Phil Yancey escribió: "Cuando leo sobre la tortura y la ejecución de Jesús, pienso en aquel rabí desnudo, de pie, siendo humillado en una comisaría de policía. Y no puedo llegar a entender la indignidad y deshonra que soportó el Hijo de Dios. el juego de "la gallina ciega" que hicieron con Jesús en el patio del sumo sacerdote. la brutalidad de los guardias de Pilato y de Herodes. los abucheos de los espectadores por todo el camino al Calvario y, finalmente, la misma cruz. Me asombro del domino propio que mostró Dios a lo largo de la historia, permitiendo que personas como Genghis Khan, Hitler y Stalin se salieran con la suya. Pero no hay nada que se compare al dominio propio de aquel oscuro viernes en Jerusalén. Legiones de ángeles esperaban Sus  órdenes. Una palabra de Él y la terrible experiencia terminaría". Isaías dijo: ".Lo llevaron como cordero al matadero, y Él se quedó callado." (Isaías 53:7 NVI). Jesús podría haber apelado a su Padre, quien le hubiera mandado legiones de ángeles (Mateo 23:53). En su lugar, eligió cargar con la cruz y soportar la deshonra para salvarte a ti. ¡Ésa es la maravilla de la Semana Santa!   Por Bob y Debbie Gass, con la colaboración de Ruth Gass Halliday

    3 de febrero                                                Preocupación y ansiedad. Primera parte "NO OS INQUIETÉIS POR NADA..."(Filipenses 4:6 CST)     Identifica el origen de tus preocupaciones. ¿Creciste en una familia con muchos miedos? ¿Te sentiste inseguro, pensando que no dabas la talla, o nunca escuchaste palabras que te afirmaron o animaron? ¿Haces caso a los fatalistas y a los que sólo hablan de lo mal que está todo y lo peor que se va a poner? ¿De dónde te viene la angustia? ¿Qué alimenta tu preocupación? No podrás ahuyentar tus temores hasta que no los definas. Al llamarlos por su nombre los desnudas; y desnudos parecen tontos y débiles. En la novela de Yann Martel La vida de Pi, el protagonista Pi se encuentra a la deriva en el mar en un bote tras un naufragio, con un tigre de Bengala de más de doscientos kilos como única compañía. Mientras está en el bote, Pi comienza a analizar sus miedos, tanto del mar como del tigre. Después de haber pasado todo da este consejo: "Tienes que luchar con fuerza para expresar tus miedos. Tienes que hacer grandes esfuerzos para arrojar la luz de las palabras sobre ellos. Porque si no lo haces, y tu temor se convierte en una oscuridad sin nombre que evitas a toda costa, y que hasta incluso logras olvidar, te estarás convirtiendo en el blanco de nuevos ataques de pánico, puesto que nunca fuiste capaz de enfrentarte al oponente que te derrotó". Entonces, corre la cortina y expón tus temores, todos y cada uno de ellos. Como si fueran vampiros, no podrán aguantar la luz. Ya se trate de preocupaciones financieras, de problemas en las relaciones, de aprensión en el ámbito laboral, de asuntos de seguridad física, nómbralos uno a uno en oración. Sácalos a la luz y ponlos delante de Dios. ¿Cómo se hace? "No os inquietéis por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presentad vuestras peticiones a Dios... Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará vuestros corazones y vuestros pensamientos..." (Filipenses 4:6-7 CST) Por Bob y Debbie Gass, con la colaboración de Ruth Gass Halliday

    17 de marzo                             Jesús, tu Mediador "PORQUE HAY UN... MEDIADOR ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES, JESUCRISTO..." (1 Timoteo 2:5)    Michael Spencer escribe: "La verdad de que Jesús es el único mediador entre Dios y los humanos me "derribó"; asimismo me impactó saber que Dios había hecho todo lo necesario para salvarme. Él había pagado la deuda al convertirse en el sacrificio. Él me había amado hasta el extremo. Él me había dado todo eso como un regalo; yo no tenía que hacer nada, sólo aceptarlo y recibirlo. Yo era un hombre a punto de ahogarse cuyo rescate dependía de que yo abandonara todo esfuerzo por nadar y confiara en alguien que no me iba a enseñar a ser mejor nadador, sino que se ahogaría en mi lugar. Esa experiencia... dio al traste con la idea de que podía ser algo diferente de lo que era: un ser humano quebrantado, pecador, herido, con fallos y debilidades... Intentar hacerme a mí mismo más presentable me hizo menos capaz de recibir el regalo sencillo de la mediación de Jesús por mí. Jesús no libró el camino de obstáculos para que yo pudiera transcurrir victoriosamente por la vida; Él se convirtió en el camino para llevarme a través de toda la basura, las caídas, los fracasos y los desastres inevitables de mi existencia. Al intentar que otros me amaran más, me había distanciado del verdadero amor. Fingiendo ser un candidato ejemplar de la vida religiosa, estaba abandonando la vida de gracia. Mientras procuraba ser un buen cristiano, había dejado de lado la verdad de que no hay un evangelio para los "buenos" cristianos, porque el Cordero de Dios fue sacrificado en el altar por aquellos que no son buenos y que no son buenos en pretender que son buenos". Por Bob y Debbie Gass, con la colaboración de Ruth Gass Halliday

    ¡No me soltarás! “Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan” Salmos 23:4 NTV El doctor Alfonso debía entregar medicamentos, al único centro de salud de un pequeño pueblo, alejado de la ciudad; en el último tramo antes de llegar, debía caminar por un estrecho y peligroso sendero que rodeaba la montaña, no podía detenerse ya que quería aprovechar la luz del día para llegar a su destino final, esa era su meta. Sin embargo una pequeña piedra hizo que resbalara hacia el vacío, pero instintivamente reaccionó agarrándose de una raíz que sobresalía, pensó ¿Qué hago? ¿Quién me ayudará si no vi a nadie en todo el camino? Entonces gritó insistentemente: ¡Dios ayúdame, Dios ayúdame!, pero la única respuesta que oía era solo el silbido del viento. Estaba agotado y su mano ya no aguantaba más el peso de su cuerpo, así que con gran desesperación pensó en dejarse caer al vacío. Pero en ese instante alguien lo tomó fuertemente de la mano y entre jalones le arrastró hasta el borde del sendero. Era un hombre robusto de piel canela, habitante del pueblo al cual se dirigía y que lo había estado vigilando todo el camino de manera silenciosa, porque era conocedor de los peligros de la zona. Su silencio y su intervención oportuna salvaron al doctor de un fatal desenlace. Dios conoce muy bien nuestros caminos, los peligros, las complicaciones y los retos que afrontamos. Tengamos por seguro que el Señor está siempre atento, para que cuando lo necesitemos, El venga en nuestro socorro a tomarnos de la mano. Nunca llega tarde ni se distrae, sino que está mirándonos con la misma atención, con la que un padre observa a su hijo cuando está aprendiendo a caminar. Aunque andemos en valles obscuros o si estamos en calma Dios está con nosotros, no hay nada ni nadie que nos aleje de su presencia. Su mano está ahí para sacarnos una y otra vez y traernos de vuelta al camino. “No me soltarás en la calma o la tormenta” dice una conocida canción, y esto es tan cierto que lo podemos comprobar día a día “Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová viviré por siempre.” Salmos 23:6 NTV Soraida Fuentes

    `2 Timoteo 1: 6-9 (RV) Por lo cual te puse en memoria de que despiertes el don de Dios, que está en ti por la imposición de mis manos. Porque Dios no nos ha dado el espíritu de temor; sino de poder, de amor y de dominio propio. Tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor ... sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios; Quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dad

    Fotos de la biografía

    como es la vida….lo que la vida quiere es gente de coraje

    En medio de cualquier oscuridad que estés atravesando... la luz de Dios siempre brillará...

    Arcángel San Miguel. Son los ángeles jefes, los grandes comandantes de las fuerzas angelicales. Su misión es establecer el contacto directo con Dios Padre. Algunos los han señalado como seres superlumínicos, y cuya existencia está profusamente documentada en los textos sagrados. Confidentes de los más secretos consejos de Dios, son enviados solamente a la tierra con embajadas especiales de gran importancia. Son entes espirituales de gran poder que guían a grandes grupos de personas y ejércitos.

    Mateo 22:37-39 —“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” —le respondió Jesús—. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.”

    Gracias Dios mio.....

    Dios sabe lo que necesito

    DIOS

    Gracias Dios.

    Bible│Biblia - #Bible - #Dios

    Bible│Versículos - #Versiculos - #Bible - #Dios