Explore Alto Poas, Por Costa, and more!

Explore related topics

Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta,mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja. (San Agustín)

Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta,mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja. (San Agustín)

Welcome to my photoblog. My name is Alexia and I'll be your host on this virtual journey to awesomeness.I strive to provide you with the best photographs and photographers from around the world.“Love of beauty is Taste. The creation of beauty is...

nos descansa mirar a la montaña, por que ella sabe estar, y nos descubre lo que nuestro interior reclama, simplemente estar.  Envueltos en el ruido y el activismo, anñoramos como la montaña, desde su original esencia, "ser" y desde ahí "estar".

nos descansa mirar a la montaña, por que ella sabe estar, y nos descubre lo que nuestro interior reclama, simplemente estar. Envueltos en el ruido y el activismo, anñoramos como la montaña, desde su original esencia, "ser" y desde ahí "estar".

la fecundidad, eternamente fruto de la gracia, se da en proporción al silencio

la fecundidad, eternamente fruto de la gracia, se da en proporción al silencio

Ese tiempo de "soledad" se inscribe en el itinerario pascual de cualquier vida. Tiempo en que cada uno de nosotros, eterno hijo pródigo, se acuerda de que su vida es un éxodo hacia la Tierra Prometida, el país del Amor perfecto, un inmenso Retorno hacia la Casa del Padre.

Ese tiempo de "soledad" se inscribe en el itinerario pascual de cualquier vida. Tiempo en que cada uno de nosotros, eterno hijo pródigo, se acuerda de que su vida es un éxodo hacia la Tierra Prometida, el país del Amor perfecto, un inmenso Retorno hacia la Casa del Padre.

Quien ya no sabe escuchar la música de la creación, no sabrá escuchar las demás y mucho menos el silencio de Dios.   M.Habaut

Quien ya no sabe escuchar la música de la creación, no sabrá escuchar las demás y mucho menos el silencio de Dios. M.Habaut

La soledad de nuestros "desiertos" es siempre ese tiempo en el que cada uno de nosotros, confrontado con la dura realidad, murmura, la gran interrogante del hombre: "¿Hay un Dios en alguna parte y, si lo hay, camina verdaderamente con nosotros?"  M. Habaut

La soledad de nuestros "desiertos" es siempre ese tiempo en el que cada uno de nosotros, confrontado con la dura realidad, murmura, la gran interrogante del hombre: "¿Hay un Dios en alguna parte y, si lo hay, camina verdaderamente con nosotros?" M. Habaut

Sólo el silencio es eternidad. No hay en él ni antes ni después. Todo es ahora, presente continuo. Todo en él se dilata, se ensancha y nos vuelve contemporáneos de lo cotidiano. Es un ahora enteramente habitado por la hora del ahora.

Sólo el silencio es eternidad. No hay en él ni antes ni después. Todo es ahora, presente continuo. Todo en él se dilata, se ensancha y nos vuelve contemporáneos de lo cotidiano. Es un ahora enteramente habitado por la hora del ahora.

En el silencio lo visible se disipa y lo invisible puede volverse visible... Es un espacio donde amanecen huellas de la presencia íntima.

En el silencio lo visible se disipa y lo invisible puede volverse visible... Es un espacio donde amanecen huellas de la presencia íntima.

Pinterest
Search