Explore Welcome, Wolves, and more!

Ochagavía, el nido de lobos, allí arriba, donde más cerca esta Navarra del cielo pirenaico, descansa en una siesta veraniega en estos extraños días de septiembre, calurosos y brillantes como los de julio. En el silencio meditabundo de este pueblo precioso, anclado a la Historia, rodeado de algunos de los bosques y los montes más hermosos de la Tierra, las calles, las gentes y el paisaje boscoso que lo rodea parecen darte la bienvenida en su hermoso euskera salacenco: Onki Xin! ¡Bienvenido!

Ochagavía, el nido de lobos, allí arriba, donde más cerca esta Navarra del cielo pirenaico, descansa en una siesta veraniega en estos extraños días de septiembre, calurosos y brillantes como los de julio. En el silencio meditabundo de este pueblo precioso, anclado a la Historia, rodeado de algunos de los bosques y los montes más hermosos de la Tierra, las calles, las gentes y el paisaje boscoso que lo rodea parecen darte la bienvenida en su hermoso euskera salacenco: Onki Xin! ¡Bienvenido!

La torre navarra de Donamaría, del siglo XIV, también llamada Casa Tablas.

Visita a la casa-torre

La torre navarra de Donamaría, del siglo XIV, también llamada Casa Tablas.

UN LEGADO DE GENEROSIDAD El Hospital de Peregrinos del segundo punto principal del Camino de Santiago fue fundado por el obispo de Pamplona en 1132 y daba cobijo y sustento durante tres días.

Done Jakueren eliza eta Izpiritu Santuaren kapera.

Hotel Rural Teodosio de Goñi . Aizpun

Hotel Rural Teodosio de Goñi . Aizpun

Errezil,Basque Country,Spain.

Errezil, Basque Country, Spain Someday I'll be here

Lesaka. Navarra. Foto: José Martín

Lesaka. Navarra. Foto: José Martín

(12) Twitter

(12) Twitter

Allí, en lo más profundo del otoño, donde los colores ciegan tus ojos y dónde el silencio estremece. En la alborada húmeda del bosque que duerme, sobre la alfombra de hojas caídas y bajo la bóveda de bronce y de oro. Allí donde está tu casa y la mía, dónde se aquieta tu espíritu, dónde el tiempo cuaja y el espacio es eterno. Dónde tus pies chapotean entre hojarasca, dónde tus manos buscan la caricia de los árboles eternos...  Allí me esconderé para que me encuentres.

Allí, en lo más profundo del otoño, donde los colores ciegan tus ojos y dónde el silencio estremece. En la alborada húmeda del bosque que duerme, sobre la alfombra de hojas caídas y bajo la bóveda de bronce y de oro. Allí donde está tu casa y la mía, dónde se aquieta tu espíritu, dónde el tiempo cuaja y el espacio es eterno. Dónde tus pies chapotean entre hojarasca, dónde tus manos buscan la caricia de los árboles eternos... Allí me esconderé para que me encuentres.

San Pedro Elgorriaga

San Pedro Elgorriaga

Pinterest
Search